Confesiones de los propietarios del hotel gay en Montevideo

Todos estos años han sido de una gran satisfacción de parte de todos los huéspedes (más de 3000) que han pasado por el hotel.

Muchos de ellos han querido dejar sus comentarios, opiniones, y compartir con otras personas sus experiencias, alegrías y fantasías.

IDAHO-17.05.13

Algunos han descubierto sus necesidades y sus deseos compartiendo con otras personas, sus días de vacaciones. Otros han conocido a sus actuales parejas.

En este blog podrás leer sus comentarios, como ha sido su vida, sus sueños y sus vidas actuales.

Anuncios

Historia de 5 amigos

Erase una vez cinco chicos que decidieron viajar a Montevideo. Cada uno de ellos viajaba solo y venían de muy diferentes paises.Dos de Chile, uno de Bolivia, uno de Brasil y uno de Alemania.Fueron llegando por separado a La Puerta Negra y allí  que encontraron? Un español un italiano y un uruguayo. En total se juntaron siete nacionalidades.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Misterios de la Puerta Negra, esa misma noche estaban compartiendo una botella de whisky, luego salieron de juerga; al día siguiente Andrés preparó un Pisco Sour que también compartieron todos, y salieron de juerga y al día siguiente y al siguiente….. y así sucesivamente.Fueron a  Small Club, a Caín y a Il Tempo .Al alemán se le veía entrar y salir de su habitación muy bien acompañado…pero esa es otra historia….

El Feng Shui

Saludos desde Canarias

Saludos cordiales desde Canarias, España, para los “canarios” – montevideanos – del Sur.

Hace mucho tiempo que arrastro la intención de visitar ese país y la ciudad de Buenos Aires, en la Argentina, pero el miedo por la inseguridad que, dicen por aquí, se padece por esa zona, me retiene.

La Puerta Negra, según veo por la información, me parece un lugar agradable, y muy apropiado para gente que, como yo, muchas veces viaja sola, porque es muy de agradecer en tales situaciones, esa acogida y estancia “familiar” o amistosa, así como tener guías para dar los primeros pasos en un mundo tan desconocido para quien llega por primera vez desde estas latitudes y situación.

Bueno, suerte y a ver si un día nos vemos las caras. Un abrazo. Ernesto.