Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 enero 2014

Policía sexy

Mi poli cachondo

Me ligué a un policía

Cuando me destinaron a L no me imaginé que iba a vivir una aventura tan interesante y caliente sin embargo aquí estoy recordando lo sucedido que fue , de verdad, sorprendente.

Estoy destinado en L.. Como componente de la embajada de España en P. con mi flamante mujer e hijo que todo funcionario de embajada a de tener.

Esto es la fachada porque la verdad que hace ya mucho tiempo que incursiono en otro tipo de relaciones que me encantan.

Especialmente me calientan los policías y los bomberos.

Pues bien aquí estoy paseando por el Shopping que hay en el barrio en que vivo , distraido y tranquilo. Suelo ir a menudo a curiosear y comprar alguna cosa.

De tanto ir por allí se me hace conocida una persona, un guardia de seguridad del shopping en el que no me había fijado. Y no es que no tenga motivos para fijarme, altote, moreno, machote, de fuertes muslos y, hay cuando se volvió, generosos y poderosos glúteos.

Conforme voy yendo al centro comercial y estoy más atento a este hombre me doy cuenta de que me mira a hurtadillas.

Más veces voy, más me mira y cada vez con más descaro.

Por fin un día me pide fuego ( se podía fumar en ese entonces dentro ), le doy, me roza la mano como por descuido y clava sus ojos penetrantes negros, misteriosos en los míos.

He vivido en otras partes de Sudamérica por lo que sé que es bastante fácil tirarte a un poli o a un bombero y por muy poco dinero. La excusa es el dinero, claro, lo que sucede después queda cubierto por ello y eso sí, siempre hacen de activos, o eso dicen…

Así que le digo: te invito a tomar una copa, ¿a qué hora terminas? Rápidamente acepta y , terminado su turno

paso a recogerle con el coche, vamos a un bar a tomar algo para calentar motores y calmar el nerviosismo que, a pesar de mi experiencia, me invade.

Al volver del bar, me paro en un parque cercano solitario y le miro. Me sonríe, mi mano se acerca a su entrepierna y bajo la cremallera de su pantalón para descubrir un pene hermoso, erecto, sobre el que me abalanzo y beso y chupo hasta que este hombretón , entre jadeos de placer, acaba.

Inauguración del nuevo hotel La Puerta Negra en Buenos Aires

Inauguración del nuevo hotel La Puerta Negra en Buenos Aires.
Ven a visitarnos a partir del 1 de Junio del 2014

Le doy unos billetes, para que te tomes una copa a mi salud, le digo. Los acepta.me cuenta que está casado, con tres hijos pequeños y que es policía y hace este turno para completar su sueldo que, como policía es pequeño. Saber que es policía me calienta aún más de lo que ya estoy, y eso que el uniforme de guardia de seguridad también le queda muy bien aunque a juzgar por lo que señalaba su fuerte culo y sus piernas, un poco pequeño .Me gustaría verte vestido de policía algún día, le digo. Me verás me contesta.

Y aquí nos despedimos satisfechos y sonrientes.

Un día estoy en casa y el portero del edificio me llama por el telefonillo, portero que para mi se la come también…pero esa es otras historia.

Aquí hay un policía que pregunta por Vd.

Le digo que suba, un poco curioso e inquieto.¿ Un policía? Cuando abro la puerta me lo encuentro, el guardia de seguridad, ese hombretón hermoso, vestido de policía. Se arroja sobre mí y cierra la puerta.

Me besa apasionadamente, yo muy gratamente sorprendido, porque mi experiencia anterior es que se la dejan mamar, te follan pero nada de besos.

Me empuja hacia el interior de la casa, le digo. ¿Qué haces? Mi mujer puede venir. No, me dice, la he visto en el shoping con el nene y amigas, iban al cine, tenemos tiempo.

Le llevo al dormitorio y allí me dejo desnudar mientras le desnudo a él, descubriendo su fuerte y velludo pecho, sus piernas fuertes su hermoso culo que no había visto antes y sí, su polla dura como una barra de hierro candente.

Me abalanzo sobre esta polla hermosa, caliente, él tumbado sobre la cama, y se la chupo así como los huevos. No puedo vencer la tentación de chuparle el culo, le chupo le chupo le meto la lengua en ese rosado culito y él se va dando la vuelta y me lo va entregando hasta que me dice: Cogeme! cogeme!

Sorprendido pero encantado le voy penetrando despacio hasta estar dentro de él por completo .Se retuerce y jadea de placer, golpea sus nalgas contra mi vientre en un deseo loco de no dejarme escapar ,yo extasiado disfruto de ese culo poderoso y me lleno de placer y ternura viendo a aquel hombretón sometido , entregado al placer que le doy. Se lo doy y se la quito en un juego perverso de placer y ansia. Cogeme! Cogeme! No pares me dice cuando me retiro. Finalmente arrebatado de placer acabo en él y acaba él también.

Cuando terminamos me mira, un poco avergonzado, es mi primera vez, me dice. Le beso y acaricio su cara, pero no será la última le digo con una sonrisa.

No, no será la última, me dice cariñosamente.

Nos despedimos con un dulce beso. Aún estoy en las nubes, casi no puedo creer lo que ha ocurrido.

Pero ha ocurrido y por suerte ocurrirá de nuevo.

Mi poli cachondo…..

Read Full Post »

Mi primer beso a un hombre

Amor entre hombres

Beso entre hombres

Comienzo aclarando que no era mi primera relación con un hombre.

Cuando tenía 18 años solía ir al centro de la ciudad después de estudiar pues me gustaba mucho ir al centro a caminar,  solía cada tanto sentarme en alguna plaza para descansar pues caminaba mucho, me gustaba ver a la gente caminar, observar que hacía, con quienes iban acompañadas, como iban vestidas, ver a la gente en las plazas como se comportaban, ver a las parejas jóvenes o las mayores, pero más que nada siempre me interesaban las personas mayores, mayores de 50 años, me excitaban los hombres mayores, con panza, pelo canoso, entre pelados o pelados; si un hombre mayor me miraba me ponía como loco, me empezaban a traspirar las manos, no podía disimular lo excitado que me ponía.

Un día sentado en una plaza pasa un señor de unos 60 años, me miro y pensé… pues no está nada mal, el señor dio un vuelta entera a la plaza y termino sentado a mi lado, resultaba ser un señor  de mi misma nacionalidad que vivía en Canadá, pues comenzamos a hablar y los dos nos dimos cuenta que era lo que nos gustaba sexualmente hablando claro, nos levantamos del banco y comenzamos a caminar, cuando llegamos a un sitio me dijo… quieres entrar?

Nunca había entrado a un hotel, pues entramos, comenzamos a quitarnos la ropa y en un momento comenzó a besarme todo el cuerpo hasta que llego a mi boca, empezó a besarme en la boca y me gustó tanto que volvimos a repetir  dos días más tarde y así  una o dos  veces a la semana durante un mes, pero lo peor fue cuando me dijo que tenía que volver a Canadá donde vivía, me sentí  muy mal, me dije que nunca más lo vería, eso me molestaba mucho, fue mi primer beso a un hombre.

Mis padre me notaron muy deprimido, casi no comía, estaba muy mal, ya no lo volvería a verlo, pues resulto que al año siguiente lo veo caminando por el centro de la ciudad y ya no quise volver a estar con él,  y resultó que él me reconoció  y me habló en la calle, me dijo que me conocía, que habíamos estado juntos el año pasado, pero yo no quise reconocerlo y no quise volver a estar con él, fue la primera vez que besé a un hombre, fue la primera vez  que acaricie a un hombre, fue la primera vez que un hombre me acarició, no quería pasar por lo mismo para después perderlo, pues me quede con el recuerdo de  ese primer beso que tanto me gustó, mi primer beso a un hombre.

Más historias de amor

beso entre hombres

Hechizo de amor

Read Full Post »

Amor entre hombres

Una experiencia muy especial

Entregué mi cuerpo a la pasión de otro hombre.

Mi primera relación versátil

Tenía 24 años y ya había tenido muchas relaciones sexuales con hombres pero nunca había actuado como versátil (los que sentimos que no hay un sólo rol sexualmente).

Solía salir los fines de semana solo, me gustaba ir a cenar al centro de la ciudad, me sentía muy bien pues no tenía que esperar a nadie y ni pensar en quien controlaba la reunión o sea hacía lo que me daba la gana.

Una tarde cuando me dirigía a tomar el autobús a para volver a mi casa me cruzo con un señor de unos 54 años, me gustó, nos enfrentamos, nos saludamos y comenzamos hablar; recuerdo una palabra que nunca había pronunciado, entre tanta conversación el señor me dijo…” yo no tengo inhibiciones” yo le dije los mismo: “yo tampoco”, resultó que le gustó, fuimos a su apartamento y hablamos mucho.

Me sentía muy bien con él, me invitó una cerveza y luego a cenar, después de terminar nos metimos en su dormitorio, comenzamos a besarnos, me gustaba, cuando llego a su pene resulto ser bastante grande, pues no me asusté, me gustan grande je je, lo malo fue cuando me pidió que me diera vuelta, era mi primera vez , se lo dije , no sé si me creyó, pero lo era, lo bueno fue que lo hizo muy bien, o sea no me hizo tanto daño como yo pensaba, cuando termino le pregunté si él era versátil y me dijo que si, entonces le dije …porque no te has dejado penetrar? me contesto … no me lo pediste.

Resulta que trabajaba en una casa de cambio de monedas y me dijo… puedes venir a buscarme a mi trabajo, le dije que no lo haría, pues no lo quería comprometer, me dijo que tenía un noviete que lo solía hacer, pero eso no terminó ahí, nos vimos durante unos dos meses; un mes antes de terminar me ofreció tener sexo entre tres, le dije que no lo haría porque su noviete era de mi misma edad y no me gustan, me dijo que estaría bueno que lo hiciéramos porque yo penetraría a su noviete y el a mí , pues no consiguió convencerme, al pasar los días nos veíamos con menos frecuencia, el comenzó a sentirse mal, pasaron unos 20 días sin vernos, un día lo llamo para vernos y me dijo que estaba muy mal, que estaba aplicándose acupuntura pues le dolía mucho la espalda, le dije que podíamos vernos si quería pero no para tener sexo sino para estar juntos compartir una cerveza y me contesto que sí, bueno llego a su apartamento hablamos y cenamos, se metió en su cama pues se sentía mal, en un momento de la noche me dijo que quería tener sexo conmigo, le dije que no estaba ahí para eso, no obstante tuvimos sexo y al terminar me dijo que se sentía muy bien que era increíble como el sexo lo había mejorado.

Pasaron 20 días más o menos de esa última vez que lo ví, volví a llamarlo y no me contestaba, recuerdo que fui a su apartamento y había un chico en el portal, pensé que sería su noviete pero nunca lo supe pues nunca lo conocí , un día me decido a ir a su trabajo para saber porque no me contestaba y recibo la noticia de que había muerto, hacía ya una semana, la noticia me dejó muy mal, fueron unos dos meses lo que duró nuestra relación y fue mi primera experiencia versátil.

W.C.

Adelgaza comiendo de todo

Read Full Post »

Mi primera experiencia gay en el lago

Maravillosos momentos vividos en el lago

Amigos compartiendo momentos de desnudez en el lago

Cuando tenía 14 años un amigo me llevó a un sitio donde iba mucha gente a bañarse, era un  pequeño lago cerca de mi casa.

Allí había mucha gente de todas las edades, yo no sabía nadar pero iba con mi amigo porque quería aprender.

Cuando llegamos a la orilla ví  que a unos metros de la orilla  había un hombre de unos 45 años, grande,  negro y robusto al cual conocían todos. Era un hombre muy guapo de un bonito color café. Estaba sobre un flotador que era una goma de camión.

Este hombre, viendo que yo no me  atrevía a entrar en el agua,  me dijo que podía entrar que él me prestaría el  flotador en el cual él estaba pero   me dio miedo y no lo hice.

Al cabo de un rato fuimos a una  parte del lago donde había una  roca sumergida  donde la gente se ponía de pie  porque no era profundo,  ahí sí que me metí  porque se hacía pie.

El hombre del que antes hablé, el negro y fornido, estaba de nuevo allí y me dijo: vamos a jugar a un juego :  abre las piernas y yo pasaré por debajo de ti bajo el agua.

Así lo hice, abrí las piernas y él se metió bajo el agua y paso por debajo de mí;  lo hizo varias veces  y en un momento el roce de este hombre pasando debajo de mí hizo que empezara a tener una erección.

Me estaba rozando de una forma muy extraña, yo pensé que era por su cuerpo robusto, era muy robusto, poco a poco empecé a sentirme muy excitado y me di cuenta que no era un simple roce cuando me tocó con una de sus manos el pene .

Después  de tocarme una vez y  ver que yo no reaccionaba  de  forma negativa me agarró el pene y ya no  lo soltó.

Pero el juego no terminó ahí, él robusto negro volvía a pasar por entre mis piernas una y otra vez  hasta que termino haciéndome una mamada bajo del agua.

Yo estaba supercaliente mis hormonas de 14 años estaban desatadas , el negro me invita a irnos de allí, fuimos en  medio de un  campo  cercano rodeado de cañaverales que impedían ser vistos desde fuera.

Estuvimos no menos de una hora, me hizo disfrutar brutalmente, tenía una boca muy buena y mejor culo.

Me la mamó largamente disfrutando y haciéndome gozar  como un loco y después disfruté de su culo  hermoso, duro y complaciente.

Volvimos a ese sitio en el medio del campo por lo menos una vez a la semana, durante todo el verano y así durante tres  veranos seguidos, fue mi primera relación con un hombre.

Autor Julio P.

Más historias de amor entre hombres

El hechizo

Dos hombres besándose

Read Full Post »

Amor entre hombres

El cariño y el afecto muchas veces pueden más que el sexo …

Me llamo Juan y tengo 25 años bien aprovechados. Soy alto, de cuerpo fuerte gracias al gimnasio en el que me castigo todos los días , espaldas anchas y brazos y piernas fornidos. Creo que no estoy mal y el éxito que tengo con las chicas, un poco me lo confirma. También, soy un poco creído, he de reconocerlo, y me gusta que sentirme admirado por mi físico.

Estoy en el último curso de carrera, tengo una novia muy guapa con la que llevo saliendo, ya cuatro años, y el futuro se me presenta llano y  prometedor, o eso creía,  matrimonio, trabajo en la fábrica de mi padre y una vida por delante para disfrutar.

Mi historia empieza aquí

Vivo en un bonito barrio de la ciudad de ……….cuando  en la calle que vivo con mis padres, muy cerca de mi casa, abrieron una tienda esotérica. Imágenes, velas, inciensos, amuletos de buena suerte, cartas de Tarot etc. A mí esas cosas siempre me han parecido una tontería pero como solía pasar por allí con mi novia, me paraba con ella muchas veces en el escaparate  para curiosear . Ella sí era aficionada a estos temas y estas cosas le encantaban.

En una ocasión ella quiso entrar para comprar unos inciensos. El propietario, nos atendió muy amable. Se trataba de un hombre de unos cuarenta años, moreno, de aspecto agradable y tez morena, pelo negro y bonitos ojos castaños. Se diría que  era turco.

Como aficionado al gimnasio que soy me fijé en sus brazos fuertes, anchas espaldas y su planta, este hombre es aficionado también al gym, pensé. Hicimos las pequeñas compras  que quiso mi novia y salimos.

Al estar tan cerca de casa de mis padres, necesariamente pasaba muchas veces por delante de la tienda. Así que pronto empezamos a saludarnos.

En una ocasión que pasé por allí él me saludó y me invitó a entrar; Voy a preparar un té, te gustaría compartirlo conmigo? Me preguntó. Dudé un momento pero acepté. Después me alegré de haberlo hecho, la conversación de este hombre era interesante y amena, había viajado mucho y sus historias me resultaron interesantes y entretenidas. Había algo además en el aire, un aroma un ambiente que sin saber porqué me hacía sentir muy a gusto.

A partir de ese día las veces que pasaba por allí y no estaba ocupado con clientes, entraba y compartíamos un té o simplemente una conversación en la trastienda. Empecé a buscar las ocasiones de visitarle, me sentía muy bien con aquel hombre. Sus historias su acento ,su agradable compañía, su simpatía. También sin saber porqué empecé a ocultar a mi novia esos encuentros. Porqué? … no lo sabía!

En una ocasión estuvimos hablando de los filtros de amor, de los amarres, él me hablaba de las formulas, de los rituales , yo le decía que era escéptico, que esas cosas no existían y así estuvimos disertando amigablemente riendo y bromeando.

Y así se iba afianzando nuestra amistad. Pero yo cada día estaba más deseoso de que llegara el momento de encontrarnos y compartir el tiempo con él. Así que después de estudiar cerraba mis libros y me acercaba a la tienda a charlar.

En una ocasión se hizo bastante tarde y él me dejó un momento en la trastienda para cerrar el negocio y apagar las luces. Como estaba demorando un poco me puse a ojear los objetos cartas y demás artículos que se hallaban expuestos en las estanterías. Estas estanterías estaban dispuestas de modo que formaban pasillos no muy anchos. Y aquí sucedió algo que yo no esperaba. El Turco como yo lo llamaba me pidió paso para acomodar unos objetos que se encontraban en el pasillo en que yo estaba; sin quererlo, o queriendo, al pasar quedamos uno frente al otro. Mi misma altura, su cara frente a la mía sus ojos frente a los míos, sentí su aliento en mi cara sus ojos que me miraban dulcemente. Un fuerte calor subió por mi cuello, me flaquearon las rodillas y de repente me encontraba abrazado a él besando sus labios revolviendo sus cabellos con mis manos, un fuego me abrasaba la entrepierna. Nos acariciamos apasionadamente, nos besamos con furia como si quisiéramos devorarnos. Nuestras manos se entrelazaban y se soltaban para seguir explorándonos, los fuertes muslos sus nalgas, duras como una piedra, su pecho velludo y fragante. Y así seguimos besándonos, acariciándonos, descubriendo nuestros cuerpos hasta llegar al éxtasis.

Después de la batalla seguimos abrazados acariciándonos con ternura y cariño durante largo rato. Finalmente nos separamos.

Aquello no había sido un polvo loco e inexplicable, estaba enamorado.. Mi futuro ya no era llano y previsible como lo había sido y me sentía en un mar de  dudas.

Solo tenía una cosa clara: Cada día después del estudio, que llevaba a duras penas, me dirigía a la tienda del Turco y allí nos amábamos hasta caer rendidos. Nos prometimos amor eterno y empezamos a hacer planes para el futuro, todo entre dulces besos y caricias.

A partir de ese día la relación con mi novia se enfrió como por encanto; nuestra relación se deterioraba a pasos de gigante A duras penas podía disimular la frialdad con mi novia de lo cual ella evidentemente, pues no era tonta, se daba cuenta. Me preguntaba qué había pasado, que me pasaba a mí , la pobre estaba desesperada.

Tanto es así que ya sin saber qué hacer y sin conocer mi relación con el Turco se fue a la tienda esotérica, había decidido comprar un filtro de amor y encargarle  un amarre urgente para recuperarme. Así se lo expuso al Turco quien aceptó el encargo y en ese mismo momento respondiendo a la urgencia del asunto  le hizo los rituales requeridos; por lo largo de éstos la invitó a tomar un té mientras todo ello se llevaba a cabo. Finalmente, terminados los ritos  , pagado el precio y habiéndose hecho muy tarde ella salió atolondradamente de la tienda cayendo de bruces sobre un chico que pasaba por delante.

Mi novia dejó de llamarme, lo cual agradecí y así fue pasando el tiempo  disfrutando aquel amor apasionado que había cambiado por completo mi vida.

Porqué, como por encanto, se enamoró de este chico apenas conocerlo y se prometió con él olvidándose de mi rápidamente no lo sabemos….o sí.

Hechizos Mágicos

Read Full Post »

Tuve relaciones con mi amigo y soy hombre

amor entre hombres

Tengo miedo de perder mi amigo por todo lo que siento por él …

Para empezar, aclaro que no soy gay ni él tampoco. El es mi mejor amigo de toda la vida, nos conocemos desde que teníamos como 4 años, el fue el novio de mi hermana por un tiempo y gracias a el conocí a mi novia (a la cual AMO y llevo 3 años de relación con ella), somos casi como hermanos, sus padres son como mis padres y los míos son como los suyos, hemos estudiado juntos toda la vida, yo tengo 16 años al igual que el.

Una vez aclarado esto, lo que paso fue lo siguiente:La semana pasada sus padres se fueron a pasar el fin de semana en un club (ya que nunca salen y tienen privacidad desde que nación su hijo) por eso decidieron ir solos. Entonces mi amigo y yo decidimos hacer una fiesta en su casa para aprovechar que no estaban sus padres, invitamos a nuestros amigos (yo invite a mi novia) y pusimos música y compramos cerveza.

Cuando ya era mas de la media noche se acabo la fiesta así que todos se empezaron a ir, yo me quede a amanecer con el ya que estaba solo y era muy tarde y peligroso para ir a mi casa (no es primer vez que me quedaba en su casa, ya era algo normal pues les recuerdo que somos como hermanos y sus padres me quieren como a un hijo mas y igualmente el también a dormido en mi casa), yo le pedí a mi novia que se quedara a dormir con nosotros pero dijo que sus padres no le daban permiso, así que al igual que todos se fue. Quedamos solos, pero aun no teníamos sueño así que nos acostamos en su cama a ver la tv, cuando pasamos los canales, estaban dando una película porno y la empezamos a ver.

Después de un rato, como habíamos consumido bebidas alcohólicas (si consumimos bastante, pero no estábamos borrachos o lo suficientemente embriagados) nos empezamos a excitar (causas del alcohol) y el me dijo que estaba muy excitado y se iba a masturbar, yo le dije que también me iba a masturbar entonces le dije que me iba a ir a el cuarto del lado para masturbarme (para que cada quien quedara en privado) pero el me dijo que no había ningún problema en que me masturbara delante de el, de todas formas hes como mi hermano y nos tenemos mucha confianza, así que nos desnudamos y nos empezamos a masturbar mientras veíamos la peli (pero cada quien en lo suyo, es decir cada quien con lo suyo haciendo de cuenta que el otro no estaba hay) a mi me pareció normal, como una locura de adolescentes (ademas bajo efecto del alcohol).
La parte mala es la que viene. Cuando nos estábamos masturbando, el paro de hacerlo y me miro entonces yo también lo pare de hacer y le dije: hey que te pasa porque me miras, se supone que cada quien esta en lo suyo; entonces el me dijo que masturbarse no era suficiente para el, yo también le dije que eso no me satisfacía del todo (ya que esa noche tenia planeado tener sexo con mi novia pero ella se fue a su casa como ya les avía contado) entonces el empezó a tocarme mis partes yo le dije ¡ESTAS LOCO QUE TE PASA! y el me dijo no te gustaría que te practicara sexo oral, yo en ese momento de miedo y excitación me quede como mudo entonces el empezó a hacérmelo pero dijo que solo con la condición de que cuando acabara yo hiciera lo mismo con el, y así fue me hizo sexo oral hasta que me vine en su boca y luego cumplí con mi parte y le hice lo mismo hasta que se vino en la mía.
Quedamos exhaustos por lo que nos quedamos dormidos; al día siguiente despertamos juntos en la misma cama y desnudos (y con el recuerdo de lo que avía pasado) entonces nos sentimos como las peores basuras de este mundo, él me dijo olvida lo que paso has de cuenta que aquí no paso nada, yo me vestí y me fui, me siento muy mal, me siento sucio, me siento como un maldito, me siento como una escoria y lo peor es que después de eso casi ni nos hablamos, como que nos evitamos de lo mal que nos sentimos después de eso, ya parecemos 2 desconocidos y eso me duele porque somos amigos de toda la vida, yo he querido hablar con el de lo que paso para aclarar todo pero no me atrevo y le me dice: “no toquemos ese tema recuerda que eso nunca paso” y se larga.
Me he sentido tan mal que ni he sido capas de tener relaciones con mi novia y ella ya se esta preocupando, hasta he pensado en ir a un psicólogo. Díganme lo que paso fue normal ? fue una locura de adolescentes ? o fue porque consumimos alcohol ? estoy muy confundido y no tengo idea de porque dejamos que pasara esto.
Por Pol.

El Feng Shui

Read Full Post »